Protocolo accidente

Si como consecuencia de un accidente requiere de ATENCIÓN MÉDICA DE URGENCIA, el asegurado deberá llamar al teléfono de ASISTENCIA SANITARIA 24h del Asegurador , indicando el nº de póliza que aparece en su Tarjeta de Piloto de Karting y dónde le indicarán el centro concertado al que puede acudir.

El lesionado deberá acreditar la condición de asegurado mediante la presentación de la “Declaración de siniestro”, que puede descargarse aquí, firmada y sellada por el tomador de la póliza, la licencia federativa, carnet del club o cualquier otro documento que lo avale.

El asegurado lesionado ha de firmar el consentimiento para el tratamiento de sus datos personales y de salud, y autorización para emitir informes al asegurador.

Para TRATAMIENTOS POSTERIORES, cuando la cobertura de gastos de asistencia sanitaria por accidente se contrate sin hacer mención a una cantidad y figure en las condiciones particulares como “ILIMITADA”, ésta deberá ser prestada en centros hospitalarios y por personal médico, elegidos de común acuerdo entre el asegurado y el asegurador (Red de Centros Sanitarios Concertados) y precisarán de autorización expresa del Asegurador.

No obstante, el asegurado tendrá la opción de acudir a médicos o clínicas de libre elección. El asegurador entonces sólo responderá hasta un máximo de 3.000 euros, comprendidos todos los gastos de curación (incluidos los de la urgencia). Cuando el asegurado elija ésta opción implicará automáticamente la imposibilidad de acogerse a la opción de gastos incluidos sin límite de cuantía.

En caso de URGENCIA VITAL, el asegurado lesionado podrá recibir la asistencia médica de urgencia en el centro sanitario más próximo. El asegurador se hará cargo de las facturas derivadas de esta asistencia de urgencia vital prestada, durante las primeras 24 horas desde la fecha de ocurrencia del accidente.

¿Qué es una urgencia Vital? Toda condición clínica que pueda implicar riesgo de muerte o de secuela funcional grave, que requiera una inmediata y/o específica asistencia, que imposibilita acudir al centro médico asignado.